Carrito

La importancia de una correcta limpieza facial

¿Sabías que una mala rutina de limpieza facial hace que nuestra piel envejezca más rápido y salgan más impurezas?

E. Guardiola

Seguro que ya sabes lo importante que es una buena limpieza facial, pero lo que no sabes es que hay que realizarla todos los días por la mañana y por la noche. Sí, sabemos que no todo el mundo tiene tiempo para hacerlo dos veces, pero te recomendamos hacerla al menos por la noche.

Una piel limpia es sinónimo de una piel sana. Es decir, cuanto más limpiemos y cuidemos nuestro rostro, más saludable estará. Para que no te quede ninguna duda te vamos a decir las desventajas y las ventajas de limpiar nuestro rostro todos los días.

Desventajas

– Al no limpiar nuestra piel correctamente, la suciedad se va acumulando en los poros.

– La acumulación de suciedad hace que aparezcan puntos negros e imperfecciones.

– Al obstruirse los poros por la suciedad, no deja que la piel respire.

– Los productos que echemos sobre nuestra piel (cremas, serum, etc.) no penetrarán en profundidad, ya que los poros están obstruidos.

– La piel envejecerá mucho más rápido ya que está continuamente expuesta a agentes externos contaminantes.

– Poco a poco veremos como nuestro rostro luce mucho más apagado y cansado.

Ventajas

– Una piel limpia permite que los productos penetren en profundidad, haciendo que su efecto sea óptimo.

– Minimiza las impurezas y los puntos negros.

– En las pieles grasas elimina el exceso de sebo, por lo que el acné va disminuyendo.

– Nuestro rostro luce mucho más iluminado.

– Disminuimos el envejecimiento de la piel.

Como ves, con solo 5 minutos por la mañana y por la noche conseguiremos muchos beneficios.

¿Cómo se realiza una limpieza facial?
  1. Limpieza

Comenzamos por limpiar nuestro rostro con alguna leche limpiadora, agua micelar, o jabón natural. Los tres son igual de buenos, pero nosotros te recomendamos el jabón natural ya que es menos invasivo para la piel. Si tienes un cepillo facial es el momento perfecto para usarlo, ya que elimina muy bien el exceso de suciedad con una suave pasada. Si no dispones de un cepillo facial, simplemente limpiaremos nuestro rostro con un disco de algodón o con las manos, con movimientos circulares. Utilizaremos agua tibia para abrir los poros y así realizar una mejor limpieza.

  1. Tónico

Tras aclarar nuestro rostro con agua abundante, secamos con una toalla (a pequeños toques, sin restregar). A continuación aplicaremos un tónico que ayudará a cerrar los poros y a equilibrar el pH de la piel.

  1. Hidratación

El último paso consiste en hidratar nuestra piel con crema hidratante. Debemos utilizar una que nos vaya bien según nuestro tipo de piel. En LoLo recomendamos la crema hidratante biomarina, ya que es para todo tipo de pieles. Queremos destacar que es un producto bio y natural, por lo que es respetuoso con la piel y el medio ambiente. Entre sus muchas ventajas, es perfecta para su uso diario en una limpieza facial gracias a sus propiedades regenerativas y su alto poder tonificante.

Por último, también debes saber que es importante una limpieza más profunda cada 15 días más o menos. Si quieres saber cómo realizarla, escribiremos un post muy pronto sobre ello.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies